Inicio Soria La Junta adjudica el mantenimiento de cinco zonas arqueológicas visitables

La Junta adjudica el mantenimiento de cinco zonas arqueológicas visitables

SORIA, 15 (EUROPA PRESS)

La Junta de Castilla y León, a través del Servicio Territorial de Cultura y Turismo, ha adjudicado a la empresa soriana Areco S.L., por un importe de 4.390 euros, trabajos de limpieza y mantenimiento en una serie de yacimientos abiertos a la visita pública.

Se trata de la canalización romana ‘Cueva de la Zorra’, en Ucero; el Dolmen ‘Alto de la Tejera’, en Carrascosa de la Sierra; el Sepulcro romano turriforme de ‘Torre de la Mora’, en Vildé; el Horno de fábrica de la Ermita de Nuestra Señora de la Vega, en Serón de Nágima; y la Necrópolis rupestre de San Baudelio.

La Consejería de Cultura y Turismo, consciente de la importancia que tienen los yacimientos en el patrimonio cultural de Castilla y León, y que uno de sus mayores problemas, al encontrarse expuestos a la intemperie, es su conservación y adecentamiento periódico para la presentación a los ciudadanos de la manera más adecuada posible, realiza cada año campañas de mantenimiento en las zonas arqueológicas.

Las inclemencias meteorológicas y el crecimiento incontrolado de la vegetación inciden en las estructuras superficiales que progresivamente se deterioran. El paso del tiempo y el uso afectan también a las instalaciones y señales colocadas en los yacimientos, dañando la imagen de estos bienes.

El tratamiento constará de tres fases, entre los meses de marzo y septiembre, y en la aplicación de productos fitosanitarios se tendrá especial cuidado en que no afecten al medio ambiente ni a los visitantes.

Canalización romana de la ‘Cueva de la Zorra’, en Ucero, consta de 133 metros excavados en la roca y forma parte del acueducto que llevaba el agua a la ciudad celtibero-romana de Uxama y que tenía una longitud total de 18 kilómetros, con parte de su trazado a cielo abierto.

El tramo de Ucero atraviesa un cerro de lado a lado y se encuentra dividido en tres tramos por dos lucernas o pozos de ataque que servían para su mantenimiento e iluminación. En la roca se aprecia las rectificaciones que tuvieron que realizar en la obra así como las oquedades para las lucernas. El año 1993 fue limpiado, señalizado y adecuado para la visita.

Las actuaciones previstas son la limpieza del canal y sus accesos mediante la retirada manual de maleza y vegetación; el barrido del canal para eliminar focos de arena y pequeñas piedras además de otros restos; la adecuación y limpieza general del entorno y cartelería; la fijación del vinilo del cartel explicativo; el desbroce de la zona de acceso y del camino hasta la carretera y eliminación de la vegetación y la revisión de los elementos de cerramiento.

También conocido como ‘Torre de la Mora’, el Monumento romano turriforme, en Vildé, constituye una singularidad dentro de la arquitectura funeraria romana, ya que es el único edificio con forma de torre que se conoce en la zona norte de la península, fuera del área mediterránea.

Conserva restos de la escalera y pinturas geométricas y está relacionado con la villa romana de Tras las Huertas que se encuentra junto al mismo. El conjunto cuenta con declaración de Bien de Interés Cultural desde el año 1993 y ha sido restaurado, señalizado y vallado para su visita.

Los trabajos consisten en la retirada de maleza mediante desbrozadora en la zona vallada y el exterior así como en la zona de acceso; la aplicación de herbicida en la zona interior; la retirada manual de hierbas secas; la limpieza general y de la cartelería; la fijación del vinilo del cartel explicativo; la realización de ajustes en el vallado y la realización de la consolidación preventiva en pequeños desprendimientos.

HORNO PARA LA COCCIÓN DE TEJAS

En cuanto al Horno del siglo XVII de la Ermita de Nuestra Señora de la Vega, en Serón de Nágima, fue empleado para la cocción de tejas y ladrillos para las obras de construcción de la Ermita de Nª Sª de la Vega, junto a la que se encuentra. Fue excavado el año 1990 y el año 1993 fue restaurado, colocándose una cubierta y cartelería para su visita.

Las actuaciones consisten en la retirada de maleza, limpieza y rastrillado de la zona interior de grava; la retirada de maleza con desbrozadora en el entorno de protección del monumento y la limpieza de cartelería.

Asimismo, el Dolmen de ‘El Alto de la Tejera’, en Carrascosa de la Sierra, es el monumento funerario colectivo de corredor excavado en la zona del Alto Duero. Fue exhumado en los años 1986 y 1987 por un equipo del Colegio Universitario de Soria dirigido por A.Jimeno y J.J. Fernández, comprobándose que la cámara de unos nueve metros cuadrados y formada por seis ortostatos había sido expoliada de antiguo.

A través de los materiales líticos y cerámicos documentados se le ha atribuido una cronología neolítica/calcolítica con materiales campaniformes. Los restos fueron consolidados, vallados y señalizados para su visita.

Se puede acceder a través de la localidad de Carrascosa de la Sierra y desde Castilfrío de la Sierra a través de caminos de concentración parcelaria, contando con un pequeño aparcamiento.

El tratamiento a realizar consiste en la retirada de la maleza existente en el interior del recinto vallado mediante desbrozadora; la aplicación de herbicida en la zona de la cámara y el corredor; la retirada manual de maleza seca y de especies resistentes a los tratamientos; la retirada de desperdicios; la limpieza de cartelería y la realización, en su caso, de ajustes en plataforma y vallado.

NECRÓPOLIS DE SAN BAUDELIO

Junto a la ermita de San Baudelio, en Casillas de Berlanga, se documentó una necrópolis rupestre en la que se exhumaron una veintena de tumbas antropomorfas orientadas de este a oeste, en algunos casos con cobertera de lajas de cronología medieval.

El conjunto fue acondicionado para facilitar su visita, con la limpieza interior de las tumbas que posteriormente fueron colmatadas por una capa de grava sobre tela geotextil. Los restos del cementerio fueron vallados permitiendo su visión perimetral a través de una senda que facilita el tránsito alrededor de las inhumaciones.

Las actuaciones previstas son la limpieza del interior de las tumbas eliminando la vegetación que las ha colonizado, aplicando herbicida o empleando desbrozadora; retirada manual de maleza seca y de especies resistentes y eliminación de piedras desprendidas.


- Te recomendamos -