Inicio Soria Ganaderos de las Tierras Altas de Soria denuncian 16 ataques de lobos...

Ganaderos de las Tierras Altas de Soria denuncian 16 ataques de lobos con 216 reses muertas en dos años

SORIA, 3 (EUROPA PRESS)

Quince ganaderos de extensivo de ovino y vacuno de la zona de Tierras Altas de Soria han trasladado a la organización agraria COAG en la provincia que en los últimos dos años sufrieron 16 ataques de lobo con el resultado de 216 reses muertas.

Los responsables de COAG Soria se reunieron en la noche de este miércoles, 2 de noviembre, en la localidad de Los Campos, en Tierras Altas, con los ganaderos con el fin de analizar la situación que se produce por los continuos ataques de lobo en las explotaciones.

COAG ha señalado, en un comunicado, que los datos económicos no son solo el valor de mercado del animal siniestrado, ya que hay que “sumar el coste y trabajo de la mejora genética, el lucro cesante o la pérdida de animales jóvenes de reposición”.

“Además, a estos daños hay que sumar el importante número de abortos que, en muchos casos, se producen como consecuencia de los ataques”, ha especificado la organización.

Los ganaderos han exigido a la Junta de Castilla y León una “clara implicación” en el proceso de informe e indemnización de daños, ya que “a día de hoy no se ha realizado ningún pago”.

MÁS ATAQUES

COAG ha puntualizado que los ataques de lobo “se han acentuado en los dos últimos años”, por lo que se ha convertido en “una situación insoportable para realizar la actividad ganadera con normalidad”.

“Esta situación afecta además de a la calidad de vida, a la salud de ganaderos por el cambio de hábitos, y el estrés y ansiedad por los ataques o la posibilidad de que se produzcan. En algunos casos, para prevenir ataque se ha estado durmiendo en el monte con el rebaño durante varios meses de verano”, ha agregado la organización.

Asimismo, ha incidido en que “el problema que representa el lobo para la existencia de la ganadería extensiva se va acentuar con el nuevo estatus de especie protegida que la normativa da a este carnívoro”.

“En los últimos años hemos asistido a una falta de control de las poblaciones, ahora, la normativa lo hace imposible, pues a pesar de indicar alguna excepción, los condicionantes previos servirán de justificación para que se impida la eliminación de ejemplares”, ha lamentado COAG.


- Te recomendamos -