Inicio Soria Castilla y León cuenta este invierno con 450 quitanieves del Gobierno y...

Castilla y León cuenta este invierno con 450 quitanieves del Gobierno y 400 depósitos para 86.000 toneladas de sal

SORIA, 11 (EUROPA PRESS)

Castilla y León cuenta con 450 máquinas quitanieves del Gobierno, más de 400 depósitos y silos con capacidad para almacenar 86.000 toneladas de sal sólida y cinco millones de litros de salmuera, y un equipo humano integrado por cerca de 3.000 personas para hacer frente a las dificultades que se puedan dar en las carreteras de la red estatal por presencia de hielo, nieve y otros fenómenos meteorológicos adversos.

Así lo ha puesto de manifiesto este viernes la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, quien ha presidido en Soria la Comisión de coordinación de la Campaña de Vialidad Invernal 2022-2023 en la Red de Carreteras del Estado.

La provincia de Soria dispone de 50 máquinas quitanieves, doce estaciones meteorológicas, nueve depósitos y 20 silos con capacidad para almacenar 9.720 toneladas de sal.

Asimismo, cuenta con cinco plantas de salmuera y cinco depósitos para almacenar 500.000 litros de esta disolución, medios que pone a disposición el Estado para hacer frente a las heladas y nevadas y garantizar el tránsito en su red de carreteras.

DISPOSITIVO

Durante la cita se ha repasado el dispositivo especial puesto en marcha por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) desde este mes de noviembre y hasta el 30 de abril de 2023 con motivo de la temporada de invierno.

Un dispositivo diseñado con el objetivo de que la red viaria de titularidad estatal, con más de 5.600 kilómetros en la comunidad autónoma, presente “las mejores condiciones de seguridad y confortabilidad cuando se vea afectada por problemas de nieve o hielo, como ha apuntado Barcones.

La representante del Gobierno en la comunidad autónoma ha explicado que esta reunión sirve para “analizar todas y cada una de las situaciones que puedan presentarse y evaluar cómo disponer de los medios adecuados para abordarlas”.

Además, pretende “fortalecerla comunicación y coordinación entre todos los órganos implicados en caso de emergencia”, entre los que se incluyen los efectivos de la Administración General del Estado, pero, también, de la Junta de Castilla y León, las Diputaciones Provinciales e, incluso, de Comunidades Autónomas limítrofes.

RETOS

El reto es, que, “ante un fenómeno meteorológico adverso, exista un protocolo de actuación claro y preciso que permita facilitar la toma de decisiones de una manera inmediata”, de modo que se pueda “evitar o reducir al mínimo el número de tramos con restricciones al tráfico retenciones y su duración y, en caso de emergencia, asegurar la atención a las personas ocupantes de los vehículos cuando las circunstancias lo hagan necesario”.

“Se trata de mantener las carreteras de la red estatal en las condiciones de funcionalidad, vialidad y seguridad óptimas cuando se producen condiciones extremas”, ha resumido Barcones.

MEDIOS PREPARADOS

Barcones ha garantizado que el Ejecutivo tiene “instalaciones, maquinaria, equipos y personal ya preparados para intervenir en cualquier momento” pero, ha reparado, “una de las mejores medidas para evitar situaciones de peligro está en manos de los propios ciudadanos”.

“Entramos en una época en la que es muy probable que la nieve y las placas de hielo hagan acto de presencia en nuestras carreteras de Castilla y León, y es necesario que la población sea responsable y atienda las recomendaciones que se hagan desde el operativo de coordinación y, antes de ponerse en carretera, esté informada del estado de las carreteras”, ha manifestado.

Además de la delegada, que preside este órgano, en la comisión han participado los subdelegados de las provincias de Castilla y León, y los responsables de las demarcaciones de Carreteras de Castilla y León Occidental y Oriental, de la Guardia Civil y especialmente del Sector de Tráfico en la región, del Cuerpo Nacional de Policía, de la Dirección General de Tráfico(DGT), de Protección Civil, de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y de la Unidad Militar de Emergencias (UME) del V Batallón, con sede en León.

RECURSOS DISPONIBLES

En conjunto, el Estado cuenta también para esta campaña invernal con 82 depósitos y 180 silos de fundentes repartidos en puntos estratégicos de la red viaria estatal en Castilla y León, con capacidad para almacenar cerca de 86.000 toneladas de sal sólida.

Además, hay 72 depósitos con capacidad para guardar más de cinco millones de litros de salmuera, la disolución de sal y agua que previene la formación de placas de hielo, y 73 plantas de salmuera para fabricar esta concentración de sal y agua. En Castilla y León se dispone también de 108 estaciones meteorológicas (ocho móviles y un centenar fijas) para intentar pronosticar el tiempo y poder actuar con previsión.

Todo ello, sumando los medios propios de las dos Demarcaciones de Carreteras de Castilla y León (Occidental y Oriental) y los de las empresas concesionarias del mantenimiento de las vías de titularidad estatal en la comunidad.

Por otra parte, para facilitar y hacer más operativo el establecimiento de las restricciones a la circulación y evitar situaciones de embolsamiento, Castilla y León cuenta con 622 lugares para estacionamiento de vehículos.

Así, se localizan 53 en Ávila, 119 en Burgos, 76 en León, 20 en Palencia, 69 en Salamanca, 61 en Segovia, 25 en Soria, 34 en Valladolid y 165 en Zamora.


- Te recomendamos -