Inicio Soria Intervenciones arqueológicas revelan que las salidas de agua se construyeron a la...

Intervenciones arqueológicas revelan que las salidas de agua se construyeron a la vez que la muralla de Soria

SORIA, 12 (EUROPA PRESS)

Las intervenciones arqueológicas realizadas dentro del Plan Director de la ciudad de Soria han revelado que las salidas de agua se construyeron al mismo tiempo que la muralla, por lo que se plantea así el urbanismo de la ciudad en el mismo momento.

El alcalde de Soria, Carlos Martínez, el redactor del Plan Director, Fernando Cobos, y los arqueólogos Luis Alejandro García García y Olmo de Diego, han presentado este lunes en un desayuno informativo los primeros resultados de la intervención arqueología detrás de la restauración de la muralla de Soria.

El redactor del Plan Director ha explicado que se trata de tres tramos de intervención: el fundacional (tramo 2), la barrera exterior defensiva (tramo 1) que se añade posteriormente y el tramo de conexión (tramo 3).

El tramo 1, la barrera exterior, alberga estructuras de los siglos XIV y XV, con un segundo periodo de ocupación que tapa el sistema defensivo. El tramo 3 de conexión y que baja a la ciudad, ha salido entero y faltaría por excavar la parte que une a la muralla principal.

Por su parte el tramo 2, el ovoide principal, ha sido el que más ha llamado la atención, ya que todas las salidas de agua están construidas al mismo tiempo que las murallas lo que “significa que son las salidas de agua de las calles de la ciudad por lo que al mismo tiempo que se construyen las murallas se plantea el urbanismo de la ciudad, una estructura urbana definida”.

Cobos ha reconocido que se trata de “algo muy raro en la Edad Media” en lo que sería la primera puebla medieval en Soria en la ciudad fundacional. Este tipo de construcciones sí eran frecuentes en ciudades islámicas o cristianas.

1.700 METROS CUADROS

El arqueólogo Luis Alejandro García García ha apuntado que, con la rehabilitación de la muralla, se aborda el yacimiento de una forma más integral, lo que “permite estudiar el yacimiento de una forma unitaria, por fases”.

Así, la intervención arqueológica en el interior de la muralla del castillo quedó finalmente enmarcada en un perímetro de 400 metros, excavándose una superficie total aproximada de 1.700 metros cuadrados.

A esta superficie se suman los 270 metros cuadrados de la excavación de la muralla de la ciudad, que discurre hacia el sur, y los 26 metros cuadrados de la zona interior de la puerta de la muralla del castillo, donde se han documentado las saeteras para su defensa.

“Es un yacimiento muy prometedor por lo que significa históricamente la ciudad de Soria, su origen y por la potencia que muestra el yacimiento, pero genera problemáticas para abordarlo con muchas estructuras”, ha recalcado el arqueólogo.

Olmo de Diego por su parte ha puntualizado que las sucesivas ocupaciones conllevan un “profundo arrasamiento de las fases previa”, de ahí la complejidad de interpretar las fases más antiguas, con “diferentes estructuras que se van interponiendo” y con el descubrimiento de espacios que pierden su funcionalidad y son usados como basureros.

ESPACIOS DOMÉSTICOS O ARTESANALES

Entre los espacios excavados en el extremo sureste del interior se aprecia la superposición de las fases constructivas, por lo que se hace un uso diferente para el que se había concedido previamente.

Dentro de las estructuras que se documentan destacan varios hornos domésticos, el brocal de un pozo y varios hogares, asociados a usos domésticos aunque en su estructuración no está claro si es vivienda o complejo artesanal.

En el sector norte de la zona intervenida se encuentran estructura que hablan de espacios asociados a zonas de trabajo y dentro de ello pozas que funcionan como basureros y en uno de ellos un bolaño de catapulta muy anterior al lugar en que se encuentra.

El trabajo se centra ahora en definir, además de la época, si se trata de estructuras domésticas, industriales o comunales. Los materiales se encuentran en la fase inicial de estudio, conlleva trabajo de limpieza y clasificación, y hasta el momento se han analizado 1288 fragmentos.

Casi todas las cerámicas que aparecen son bajo medievales, de los siglos XIV y XV y un conjunto de morteros con más cantidad de lo habitual, lo que hablaría de una producción artesanal por definir. Además, se van teniendo inicios de la existencia de la judería.

“El trabajo de documentación arqueológico es lento y debe hacerse con tiempo. Hay cosas que no está claro para que sirven, como una colección de piedras con agujeros cuyo uso no está claro”, han recalcado los arqueólogos.

PLAN DIRECTOR

El alcalde de la ciudad, Carlos Martínez, ha señalado que hace años surgió la necesidad de hacer una revisión de del plan de la muralla y a través de Soria Oculta de una recuperación patrimonial de la ciudad “para sacar del olvido el reino patrimonio histórico de la ciudad” y completar así los recursos destinados al patrimonio natural.

Así, primero se revisó el Plan Director para posteriormente abordar las excavaciones y una vez redactado dicho Plan Director “recurrir de forma más rigurosa al 1,5 por ciento Cultural”. En esta línea, se ha acometido el paño de muralla y en los próximos días la iluminación ornamental.

“Decidimos apuntar a la intervención del parque del Castillo, una de las partes más originales de la ciudad, después de un tiempo de excavación no faltó de polémicas, siempre en equilibrio con la naturaleza, se está desarrollando la actuación”, ha matizado Martínez.


- Te recomendamos -