Inicio Soria Dos detenidos por ocho delitos de robo de cobre en Soria y...

Dos detenidos por ocho delitos de robo de cobre en Soria y Segovia por los que varios pueblos quedaron incomunicados

SORIA, 5 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo criminal dedicado al robo de cobre que cometió ocho delitos en las provincias de Soria y Segovia, por los que varios pueblos quedaron incomunicados al robar el cable de la red telefónica. El grupo llegó a hacerse con ocho toneladas de cobre, unos 11.000 metros de cable, cuyo lucro económico podría alcanzar los 45.000 euros.

Según ha informado la delegada del Gobierno, Virginia Barcones, hay dos personas detenidas a las que se les imputan ocho delitos de robo con fuerza en las cosas con sustracción de cable de cobre, siete cometidos en la provincia de Soria y uno en la provincia de Segovia, aunque no se descarta que pudieran actuar en otras provincias de Castilla y León e, incluso, en otras comunidades autónomas.

Los presuntos autores de los hechos residían en Madrid y se desplazaban para realizar los robos y una vez perpetrados los golpes y sustraído el cable de cobre, procedían al quemado del cable para la extracción y obtención del cobre, que vendían en chatarrerías próximas a sus lugares de residencia.

La investigación, desarrollada en el marco de la Operación ‘Copperhail’, se inició en junio de 2022, cuando se tuvo conocimiento de dos robos cometidos en la zona del Valle de Soria, en el entorno de Tera. Según la denuncia, autores desconocidos sustrajeron “gran cantidad” de cable de cobre, aproximadamente 1.500 metros.

Y en el mes de septiembre, se tuvo conocimiento de un nuevo robo cometido con el mismo ‘modus operandi’ en la zona de Cabrejas del Campo y Candilichera, también en la provincia de Soria, donde se sustrajeron aproximadamente 3.000 metros de cable de cobre.

Los presuntos responsables volvieron a actuar en el mes de noviembre hasta en cinco ocasiones, en las localidades de Villálvaro, Matanza de Soria, Valdemaluque y Valdelubiel, también en Soria. Así, sustrajeron unos 5.000 metros de cable de cobre procedente de la red telefónica, y llegaron a dejar incomunicados durante varias horas a los habitantes de las citadas localidades.

La investigación, llevada a cabo por la Comandancia de la Guardia Civil de Soria, condujo a identificar a tres varones como presuntos responsables de los hechos delictivos cometidos. Con las medidas judiciales oportunas, se determinó que tenían su domicilio en la provincia de Madrid y, durante el mes de diciembre, se establecieron varios dispositivos de vigilancia, búsqueda y localización para proceder a su inminente detención por los hechos delictivos investigados y evitar así la continuación de su actividad delictiva.

Y durante la última fase de la investigación se tuvo conocimiento de un nuevo hecho delictivo, cometido esta vez en la provincia de Segovia, donde los autores consiguieron sustraer unos 1.000 metros de cable de cobre de la línea de telefonía entre Santa María la Real de Nieva y Ochando.

Finalmente, el pasado día 15 de diciembre se procedió a la detención de uno de los supuestos responsables y las gestiones en torno al resto de objetivos de la investigación llevaron a una segunda detención, practicada en la mañana del 19 de diciembre. El resto de integrantes del grupo criminal no han podido ser localizados por el momento y se estima que los podrían haber abandonado el país ante la proximidad de las fechas navideñas.

Las diligencias instruidas por la unidad responsable de la investigación fueron entregadas y puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Soria.

INCREMENTO DE LOS ROBOS

Virginia Barcones ha recordado que los delitos contra el patrimonio copan las estadísticas de criminalidad en la Comunidad y ha precisado que, de cada diez infracciones penales conocidas, más de siete son delitos de este tipo. Dentro de estos, la ciberdelincuencia se impone, ha admitido, ya que “en la era de las nuevas tecnologías, las estafas informáticas son ya el delito más habitual en Castilla y León”.

Y según los datos del último informe del Ministerio de Interior relativos al tercer trimestre de 2022, las ciberestafas representan ya prácticamente el 22 por ciento de las infracciones penales que registra la Policía Nacional y la Guardia Civil en la comunidad. En Soria, donde ha tenido lugar la presentación de esta operación, este porcentaje alcanza el 27 por ciento.

Por detrás de las estafas informáticas, los hurtos y los robos con fuerza en las cosas siguen dominando las estadísticas de criminalidad de la comunidad. Suponen, respectivamente, el 19 por ciento y el nueve por ciento del total de las infracciones penales conocidas en Castilla y León en los tres primeros trimestres del año 2022

“Hasta septiembre de 2022 se han registrado 238 robos de cobre en Castilla y León. El año anterior, en el mismo periodo, fueron 151 las denuncias en la Comunidad. Esto significa que en los nueve primeros meses de 2022 se han registrado, por tanto, 87 robos de cobre más que en el mismo periodo de 2021, lo que supone un incremento del 57,61 por ciento”, ha resumido la delegada. “Respecto de 2020, el aumento aún es más significativo. Casi se han doblado las denuncias de este tipo”, ha recalculado. Así, entre enero y septiembre de 2020 hubo 122 robos de cobre en la comunidad. Los 238 de 2022 son, por tanto, un 95 por ciemyp más.

También ha precisado que en 2022 se ha detectado un aumento de los robos de cobre respecto de los dos ejercicios anteriores si bien ha aclarado que hay que analizar los años 2020 y 2021 “con cierta cautela”, ya que en ambos ejercicios se produjo un “importante descenso” de las cifras de criminalidad por las condiciones derivadas de la pandemia.

SEIS DENUNCIAS A LA SEMANA EN LA COMUNIDAD

Barcones ha explicado también que, en el acumulado del año 2022 hasta septiembre, el número de hechos conocidos de este tipo ha crecido en todas las comandancias de la Comunidad respecto de 2021, salvo en Burgos y Segovia. En León y Valladolid se registraron entre enero y septiembre del año pasado medio centenar de denuncias por robo de cobre; en Salamanca, 32; 26 en Burgos; 22 en Ávila; 18 en Palencia; 17 en Soria, 14 en Zamora y nueve en Segovia, ha recapitulado la delegada.

En 2022, sin contar con la operación presentada hoy en Soria, la Guardia Civil ha llevado a cabo tres operaciones de relevancia relacionadas con el robo de cobre en la Comunidad. Prácticamente una veintena de personas han sido detenidas y otras ocho investigadas.

La Comandancia de Ávila ha detenido a 18 personas en el marco de dos operaciones, Valsordo y Fustarrier, que han permitido la recuperación de doce toneladas y 240 kilos de cableado de cobre, respectivamente. Por su parte, la Comandancia de Salamanca ha detenido a una persona e investigado a otra por hechos relacionados con el robo de cobre. En este caso se han recuperado 90 de kilos de cableado de cobre quemado.

Los datos, con “más de seis denuncias a la semana en Castilla y León”, evidencian que “el cobre es un material cotizado y el negocio ilegal sigue muy activo”, ha finalizado Barcones.


- Te recomendamos -