Inicio Soria Dulces El Beato (Soria lanza el Turrón Torrezno para convertirse en un...

Dulces El Beato (Soria lanza el Turrón Torrezno para convertirse en un producto “tan tradicional” como el ‘Chocorrezno’

SORIA, 9 (EUROPA PRESS)

La compañía Dulces El Beato, ubicada en la localidad soriana de El Burgo de Osma, ha sacado a la venta el Turrón Torrezno con la intención de convertirse en un producto “tan nacional” como el ‘Chocorrezno’.

Así lo ha señalado el gerente de la compañía, Carlos París, que ha presentado en la Cámara de Comercio este nuevo producto que estará disponible desde este miércoles en diferentes puntos de venta de capital y provincia, así como por Internet.

Dulces El Beato de El Burgo de Osma, después de haber logrado vender más de 130.000 tabletas de ‘Chocorrezno’ con una sobresaliente repercusión en medios nacionales, “vuelve a la carga” un año después con Turrón Torrezno.

Un turrón de chocolate de sabores blanco, con leche o negro, que combina el sabor del Torrezno de Soria de forma armoniosa y con el toque crujiente, propio también de algunos de los turrones más consumidos en nuestro país.

La empresa ha hecho los “deberes” antes de la Navidad, después de llevar trabajando en el producto desde hace más de un año. Carlos París explicaba que la idea surgió tras lanzar el Chocorrezno, cuando comenzaron las pruebas del producto, si bien prefirieron esperar a este 2022 para “no precipitarse y obtener la calidad y sabor que estaban buscando”.

“Hemos enriquecido el producto con la mejor grasa, con praliné puro de almendra, con un sabor en boca que va a encantar a todo el mundo”, ha destacado. Las tabletas salen a la venta con precios entre los 10 y 12 euros, similares a otros turrones artesano.

COMBINACIÓN

París es consciente de que hay muchas personas que creen que combinar el dulce con el cerdo es muy extraño, sin embargo, la tradición es clara ya que “de toda la vida los artesanos de los pueblos han elaborado la torta de manteca o chicharrones, son recetas típicas de toda la vida”.

“En este caso, el proceso pasa por la compra de las pancetas a un proveedor de El Burgo de Osma con marca de garantía, se corta la panceta en finas láminas y se introduce en un horno profesional a baja temperatura un largo tiempo, donde se logra, por un lado, una panceta crujiente y, por otra, desgrasar el producto, logrando 350 gramos de producto por cada kilo de panceta”, ha explicado.

La empresa no se marca ningún objetivo de ventas, aunque después de incrementar la plantilla hasta los 17 empleados, cuenta con capacidad para atender una buena acogida. En estos momentos se disponen de 300 unidades de cada sabor, con capacidad de una producción de un millar al día.


- Te recomendamos -